El Electrolifting consiste en la aplicación de electrodos sobre la superficie cutánea, produciendo un leve gradiente eléctrico, con el objeto de estimular la renovación celular, la nutrición local y la producción de fibras colágenas y elásticas. Sus indicaciones son el tratamiento de arrugas o líneas de expresión superficiales; siendo sus resultados dependientes de la edad del paciente, del tipo de piel y la profundidad de las arrugas a tratar.